LOS MESES DE JULIO Y AGOSTO ABIERTO

Terapia Infantil Gestalt

terapia infantil en gestaltLa Terapia Infantil Gestalt, es fundamentalmente optimista, es decir, cree en las potencialidades del niño/a, en la supervivencia y en la orientación hacia el desarrollo y la evolución. Si no existe un buen desarrollo, una buena evolución significa que algo o alguien, lo está impidiendo.

En esta orientación, no se trata de manera aislada los síntomas.  La Gestalt tiene en cuenta las distintas áreas que forman al niño/a, es decir, la parte sensorial, la afectiva, la social, la intelectual y la espiritual. Lo que se pretende es desarrollar por completo todas estas áreas, trabajar centrados en el todo, no en un área concreta o en un síntoma específico únicamente.

Cuando aparece un síntoma, nos está diciendo entre líneas, que, algo ocurre en la evolución natural del niño. Hay algo entonces que está paralizado o bloqueado.

Evidentemente, es obvio decir que, cada caso es diferente, puesto que cada edad conlleva un tratamiento y unos ejercicios diferentes, y por supuesto, cada caso también hace que se tengan que trabajar puntos distintos.

También tendremos en cuenta que necesitaremos la colaboración de los padres, referentes, amigos, tutores, etc. en mayor o menor intensidad en función de la edad que tenga el infante.

Valoraremos que, hay ciertos momentos evolutivos en los que surgen conductas que son completamente esperadas, tales como, los terrores nocturnos, los cuales, pueden aparecer en niños de entre dos y tres años.

Conceptos claves para poder entender bien la Terapia Gestalt Infantil serían:

  • El Darse Cuenta: se trata de elevar el grado de conciencia del cuerpo, de las sensaciones que tiene, de sus sentimientos, de las cosas que está viviendo. En este plano, trabajamos con la relajación y las visualizaciones.
  •   El Aquí y Ahora: La Gestalt elimina el pasado, pues ya no existe; el futuro no es su punto de mira, pues todavía no se ha llegado; así que, focaliza toda su atención en el presente, para fomentar el crecimiento y eliminar bloqueos o paralizaciones.terapia infantil en gestalt
  •  Figura- Fondo: Analizaremos cuál es la figura del niño/a en función de sus respuestas ante juegos y dibujos.
  • El Contacto: Es muy importante que el niño/a tenga algo o alguien con quien sepa que puede situarse y sentirse reconocido. En numerosas ocasiones, acuden a terapia justamente por la carencia de episodios de contacto.
  •  Las Polaridades: Es parte del aprendizaje el mostrar polaridades. Lo vemos claramente en los cuentos (el bueno, el malo…).  Trabajamos entonces en la terapia el uso de las polaridades, empleando distintos roles.
  •  Satisfacción de necesidades: Les ayudaremos a analizar y a exteriorizar las necesidades que tengan, enseñándoles a escucharse. Además, habrá que buscar soluciones para satisfacer esas necesidades.
  •  Asuntos inclusos: Se refiere básicamente a aquello que no está resuelto, aquello que no está exteriorizado. Los resolvemos mediante técnicas como la dramatización, silla vacía e intercambio de roles.
  •  Diferenciar sentimiento de Acción: Enseñaremos a no rechazar aquello que se siente, y a diferenciar entre lo que en un momento dado podemos sentir y lo que significaría actuar en ese momento.
  •  La Proyección: Mediante dibujos y juegos hacemos que el niño/a proyecte su yo, de tal forma que podemos obtener mucha información para poder resolver situaciones o problemáticas que esté atravesando.
  •  La Introyección: Se considera necesario el mecanismo de introyección dentro del desarrollo normal de evolución de un niño. El problema es que, ciertas cosas que el niño/a introyecta por partes de sus referentes, no son positivas para él /ella. Este punto, lo trabajaremos principalmente con la familia.
  •  La Retroflexión: Suele darse en niños que no exteriorizan con facilidad. Se dan entonces síntomas fisiológicos tipo problemas en la piel, de respiración, etc.
  •  Los Sueños: Los trabajamos mediante dibujos y dramatizaciones pues, se consideran como una proyección de la personalidad.
  •  La Teoría Paradójica del Cambio: Ocurre cuando el niño/a cesa su lucha interna por cambiar hacia lo que no es, hacia lo que debe ser o tiene que ser. Entonces, es cuando es posible que suceda el cambio.
  •  El Contexto: Tendremos que darle más importancia conforme más pequeño sea el niño/a que vamos a tratar. El trabajo con la familia, como un todo será uno de nuestros objetivos más importantes.

Podemos encontrar más información en:

– Oklander, V. (1998). Ventanas a nuestros niños. Terapia Gestáltica para niños y adolescentes. Santiago de Chile. Cuatro Vientos.

– Cornejo, L. (1996). Manual de Terapia Infantil Gestáltica. Bilbao. Desclée de Brower.

– Corkille, D. (1970). El niño feliz. Su clave psicológica. Barcelona. Gedisa.

 Psicólogos Murcia– Raquel Sastre. Psicóloga Murcia